Celebrar, reunirse, trabajar, disfrutar… son acciones que han encontrado en la Taberna un marco incomparable donde poder desarrollarse. A esto tenemos que sumar espectáculos de Flamenco y tertulias taurinas que repartidas a lo largo del año llenan algunas de las salas.